Claves para una comunicación más efectiva en proyectos audiovisuales de sensibilización (I).



La mirada dominante:

Los proyectos audiovisuales para la intervención social y educativa nacen de distintas necesidades y con diferentes fines, pero todos ellos tienen algo  en común: su intención de mostrar una mirada, la de sus participantes.

Esa mirada pretende influir, generar opinión, provocar la reflexión. Pero en ocasiones podemos desviarnos de ese propósito y reproducir precisamente aquello que queríamos cuestionar: la mirada única y dominante.

En el ámbito de las campañas de prevención y sensibilización se han cometido estos errores en numerosas ocasiones. Muy especialmente en las denominadas estrategias preventivas de influencia (Torjman Sherri, 1986), dirigidas a incrementar los conocimientos y cambiar las actitudes de la población respecto a los riesgos.

Aquí tienes un ejemplo conocido:

Ten cerebro. Pasa de la coca. (FAD, 1992). Duración: 32 segundos.

Esta campaña de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) fue el principio de una sucesión de spots basados en el miedo y, en mi opinión, el único objetivo que cumplieron fue el de generar impacto en la población. Pero una información impactante, como veremos, no es sinónimo de preventiva.

A lo largo de los más de veinte años transcurridos desde este spot, entidades como la FAD han tenido sus errores y aciertos en el ámbito de la sensibilización. Errores que se siguen dando y que desde la intervención social y educativa seguimos reproduciendo. Y es que no es tarea fácil la elaboración de este tipo de mensajes.

Hemos crecido aprendiendo que esta es la forma de narrar los problemas que nos preocupan: a través de mensajes basados en el miedo y con historias trágicas donde no hay salida para sus protagonistas (ni para sus espectadores).

Por ello puede suceder que a la hora de trabajar de forma colectiva en tu proyecto audiovisual, te encuentres con que las propuestas del grupo reproduzcan este tipo de mensajes negativos. No hay más que echar un vistazo en YouTube a las campañas realizadas por grupos de estudiantes: muchos siguen este modelo imperante.

No voy a mostrarte aquí esos ejemplos porque valoro mucho el esfuerzo que hay detrás de ese tipo de proyectos. Pero mi experiencia me ha hecho encontrarme muchas veces con este tipo de errores. Por eso es una preocupación que me obsesiona, tal y como te cuento en este vídeo:

Vídeoconsejo #13 ¡Cuidado con el “lado oscuro”! Juan Maravall, 2013. Duración: 30 segundos.

Así que tu papel será fundamental. Es importante que provoques la reflexión en los participantes: ¿queremos repetir las historias de siempre o podemos dar otra mirada que proporcione alternativas?

Para contestar a esa pregunta es importante que dediques un tiempo previo al trabajo grupal, donde analizar los mensajes dominantes que existen y vuestros referentes audiovisuales positivos y negativos.

Acudir a esas reuniones con cierta preparación marcará la diferencia en los resultados obtenidos. Por eso quiero compartir contigo algunos aspectos que debes tener en cuenta a la hora de elaborar mensajes destinados a la sensibilización.

Para elaborar esta entrada, me resultó muy inspirador seguir las propuestas del Manualpráctico sobre el uso de la información en programas de prevención del abuso dealcohol en jóvenes (Ana Palmerín y cols. PNsD, 2003).

Cuando hablamos de peligros y amenazas:

Uno de los principales errores del spot del gusano, es que no nos creemos la amenaza del mensaje: la cocaína tiene efectos nocivos, pero no te come el cerebro.

Cuando queremos informar de riesgos (efectos negativos de sustancias, violencia, enfermedades…) podemos tener la tentación de exponerlos de forma excesivamente amenazante. Esto probablemente provocará una respuesta defensiva o de rechazo en los espectadores, de modo que ni siquiera procesarán el contenido del mensaje.

Pero, por otra parte, si el objetivo de tu proyecto se dirige a aumentar la percepción de esos riesgos, no podrás obviarlo. Tendrás que informar, aunque sea de forma implícita, sobre los posibles daños o peligros. Tu principal reto será encontrar esa intensidad media que informe pero que no aleje a tus espectadores.

Cuando el formato elegido es el spot y la duración por tanto es muy breve, sucede con mucha frecuencia que el mensaje sólo informa de los riesgos, sin dar pistas de cómo evitarlos.

Es muy importante que proporciones al espectador información sobre las conductas que puede adoptar para evitar de modo eficaz esos daños; conductas que además debe ser capaz de realizar. Es decir, el riesgo del que informas es un riesgo evitable si se llevan a cabo determinadas conductas alternativas.

Un ejemplo en el que nos informan de riesgos y de opciones para reducirlos es este:

La mamada (Stop Sida, 2010). Duración: 42 segundos.

Este clip forma parte de una serie de vídeos informativos del riesgo para el VIH de diferentes prácticas sexuales, así como formas de reducirlo o evitarlo. Los vídeos han sido grabados por voluntarios y trabajadores de StopSida.

La próxima entrada, continuaré compartiendo contigo algunas claves para una comunicación efectiva en tu proyecto audiovisual de sensibilización.


Comentarios

Entradas populares de este blog

El raccord o continuidad

Las transiciones entre planos en la edición audiovisual

Mi experiencia en los 35 Encuentros Internacionales de Juventud de Cabueñes