Lo nuestro es puro teatro: Proyectos escénicos de intervención social.



En este post me gustaría compartir contigo algunos proyectos cuyo eje central es la representación escénica. Me interesa hablarte del teatro no sólo por su estrecha relación con lo audiovisual (como precedente del cine), sino por su importante papel en la intervención social y educativa.

Ya casi nadie pone en duda que el ejercicio teatral ofrece numerosos beneficios sobre la salud biopsicosocial de las personas que lo practican. Por citar algunos:
-      Favorece el autococimiento y la autoconfianza.

-      Mejora la capacidad de expresión corporal y emocional.

-      Ayuda a la atención y a la memoria.

-      Proporciona técnicas de relajación.

-      Desarrolla la creatividad.

-      Permite ensayar relaciones interpersonales y desarrollar habilidades sociales.

-      Y un larguísimo etcétera.

Pero lo que me interesa abordar aquí no es tanto los beneficios de la práctica dramática, sino las potencialidades que la creación teatral proporciona a tu proyecto y sobretodo su capacidad para la transformación social.

¿Teatro social o teatro de lo social?

Es importante diferenciar entre teatro social y teatro de lo social. Ambas pueden ser opciones válidas para tu proyecto pero la primera me parece mucho más interesante. Y hago esta distinción porque aunque puedas usar contenidos sociales en una representación escénica (teatro de lo social) eso no garantiza que esté encaminada a la intervención social y/o educativa con sus participantes (teatro social).

De modo que lo que distingue a estas iniciativas no es tanto lo que cuentan sino cómo lo cuentan y, sobre todo, cómo han creado aquello que cuentan. Sus textos son fruto del diálogo de las personas que integran el grupo, que cuentan sus propias historias convirtiéndose en actores y actrices protagonistas. El teatro social es en sí una práctica para el cambio social, y no sólo una reflexión sobre ello.

Por tanto el término social hace referencia a una forma de relación y no sólo a un contenido. Una pieza teatral puede tener contenidos sociales muy bien planteados pero haber sido creada bajo relaciones autoritarias o de discriminación. El teatro social busca romper esas relaciones y democratizar la creación artística. Y es precisamente ese proceso creativo y colectivo lo verdaderamente importante, mucho más que el resultado.

Teatro del Oprimido:

Esta concepción del teatro está estrechamente vinculada con el llamado Teatro del Oprimido, una modalidad teatral sistematizada por el dramaturgo, actor, director y pedagogo brasileño Augusto Boal (1931-2009) durante la década de 1960. Reúne un conjunto de ejercicios, juegos y técnicas teatrales que tienen como objetivo la comprensión y la búsqueda de alternativas a problemas sociales e interpersonales.

“Se pretende que los participantes reflexionen sobre las relaciones de poder, mediante la exploración y representación de historias entre opresores y oprimidos, en las que el público asiste y participa de la pieza. Las obras son construidas en equipo, a partir de hechos reales y de problemas típicos de una comunidad, tales como la discriminación, los prejuicios, la violencia y la intolerancia”. Tomás Motos. (Aproximación al Teatro del Oprimido. 2013).

Teatro Foro:

Una de las técnicas más utilizadas dentro del Teatro del Oprimido es el denominado Teatro Foro. En este vídeo explican muy bien en qué consiste:

Teatro Foro. La Rueda Teatro Social, 2011. Duración: 5’30 minutos.          

Como acabas de ver, en el Teatro Foro se presenta una escena u obra que muestra una situación de opresión donde su protagonista no sabe cómo enfrentarla. Entonces los espectadores son invitados a reemplazarle y a probar desde el escenario (no desde la audiencia) todas las posibles soluciones, ideas o estrategias.

De esta manera dejan de ser sujetos pasivos y se convierten en protagonistas de la acción dramática. Son espect-Actores (término que utiliza el propio Boal), sujetos creadores que reflexionan sobre su pasado, modifican la realidad en el presente y crean su futuro. La espectadora ve, asiste.  La espect-Actriz ve y actúa, o mejor dicho “ve para actuar en la escena y en la vida” (Boal, A. Teatro del Oprimido. Alba, 2005).

A partir de ese momento, la tarea del equipo teatral es improvisar las reacciones de sus personajes frente a cada nueva intervención de los espect-Actores. Esto permite un análisis más realista de las posibilidades de usar estas sugerencias en la vida cotidiana.

Precisamente Boal plantea que una sesión de Teatro Foro no debe terminar nunca, porque todo lo que en ella acontece debe ser extrapolado a la propia vida. Por ese motivo, señala que la pieza no puede ser fatalista, ni ha de plantear una situación extrema en la que no se pueda hacer nada.

Es importante tener presente que el Teatro Foro es mucho más transformador cuando el público sufre la misma opresión que aquella que se representa en la obra. De esta manera se convierte en el teatro de la primera persona del plural: nuestro teatro. Esto es exactamente lo que hicieron en el proyecto Barrios Nómadas, donde vecinos y vecinas del barrio madrileño de Lavapiés trabajaron durante seis meses para construir una pieza de Teatro Foro sobre los temas que más les afectaban.

En el siguiente vídeo cuentan esta bonita experiencia:

Barrios Nómadas. Teatro del Común, Nuevo Teatro Fronterizo y La Rueda Teatro Social. 2012. Duración: 12’35 minutos.

En este segundo vídeo hay algunos aspectos diferenciadores con respecto al primero. Ambos casos son experiencias de Teatro Foro impulsadas por La Rueca Teatro Social, pero Barrios Nómadas se incorporan tres elementos que la hacen más especial:

-       La historia ha sido co-construida por sus protagonistas (vecinos y vecinas de Lavapiés).

-       Estos a su vez se convierten en actores y actrices de su propia pieza (en el primer vídeo eran profesionales).

-       Posteriormente interactúan con sus espect-Actores y espect-Actrices, con quienes además conviven en el barrio.

Algo similar hicieron en un proyecto llamado Ejercitar las miradas, construido en este caso por estudiantes de secundaria. Pero incluyen además otros dos elementos importantes:

-       El trabajo en red de distintas organizaciones y entidades implicadas: tres centros educativos, una cooperativa, una compañía teatral, una productora, un colectivo audiovisual y un ayuntamiento.

-       La incorporación de la creación audiovisual como parte del proceso. La experiencia se recoge en un documental, donde previamente el alumnado ha tomado decisiones acerca de su contenido.

En este vídeo puedes ver un avance de dicho documento, donde se resume este proyecto.

Ejercitar las miradas. IES Julio Pérez, Antares y Las Lagunas de Rivas Vaciamadrid, Cooperativa Andaira, The Cross Border Project, Ephimera, FETE, Ayuntamiento de Rivas y Cine sin Autor. 2013. Duración: 4’27 minutos.

Teatro Invisible:

Otra de las técnicas teatrales del Teatro del Oprimido es el Teatro Invisible. Son obras teatrales interpretadas en lugares públicos ante personas que no saben que están siendo espectadores. Suele abordar temas sobre la injusticia social y vulneración del los Derechos Humanos, tales como el racismo, sexismo o la discriminación.

Un ejemplo podría ser la acción Nadie Desechado de Médicos del Mundo. En ella varios actores y actrices con bata de hospital y pie de suero recorren las calles de Madrid pidiendo dinero para poder recibir atención sanitaria o comprarse medicamentos.

Esta performance se realizó para lanzar una petición de firmas contra la reforma sanitaria y el copago de medicamentos. Aquí puedes ver el documento final:


Acción Nadie Desechado. Médicos del Mundo y Yolanda Domínguez. 2013. Duración: 3’42 minutos.

Como te comentaba, todas estas técnicas de Teatro del Oprimido son especialmente transformadoras cuando se trabajan con las personas que están bajo esa situación de opresión. Por eso te animo a que no descartes este tipo de proyectos porque pueden ser herramientas muy poderosas para las personas con las que trabajes.

Existen, por ejemplo, experiencias con personas privadas de libertad, como el ya famoso grupo de mujeres presas Teatro Yeses o el proyecto de producción artística en prisiones Teatrodentro 

Si te has quedado con ganas de explorar más sobre teatro social y Teatro del Oprimido, puedes investigar las webs de algunas compañías que lo trabajan:


-      CrossBorder Project

-      transFORMAS



Por último, te animo a que sigas la pista a TomaTeatro, Festival de teatro de l@s Oprimid@s de Madrid, que conocí hace poco gracias a Isabel Sánchez, compañera de la familia de producción en mi paso por el Puerta Bonita.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El raccord o continuidad

Los roles profesionales en la producción audiovisual

Las transiciones entre planos en la edición audiovisual