No-sólo-vídeo I: el poder de la fotografías en tu proyecto audiovisual.





El uso de las fotografías será un apoyo fundamental para tu proyecto audiovisual de intervención socioeducativa. Lo será en aspectos tan relevantes como la visibilidad de tu trabajo, pero también puede ayudarte a evocar ideas sobre las que poder profundizar. De ahí mi propuesta de hacer uso de herramientas como FlikrPinterestInstagram así como de los bancos de imágenes bajo licencia Creative Commons.

Pero las fotografías no tienen por qué quedar relegadas a ser un elemento secundario de apoyo, sino que pueden jugar el papel protagonista dentro de tu proyecto.

Los seres humanos somos consumidores masivos de imágenes, ya sean estas en movimiento o estáticas. De modo que en durante algunos post voy a dejar aparcado al vídeo, y darle a la foto el protagonismo  que se merece.

Fotografías en movimiento:

No hay que olvidar que disfrutamos del vídeo y del cine gracias a la proyección de multitud de fotografías consecutivas que generan la ilusión de movimiento.  Esto se debe a lo que se conoce como el fenómeno de la persistencia retiniana.

¿Qué significa eso? Cuando recibimos un estímulo visual y este cesa, esa imagen persiste en nuestra retina durante una fracción de tiempo muy breve: entre 1/15 y 1/20 de segundo. Así, el cine es una sucesión de imágenes filmadas a una cadencia superior a ese 1/15 de segundo, consiguiendo engañar al ojo haciéndonos creer que contemplamos imágenes en movimiento en lugar de una sucesión de fotos fijas.

En los comienzos del cine se estableció una cadencia de 16-18 fotogramas por segundo (fps) pero el movimiento se veía acelerado. Hoy en día el estándar es de 24 fps. En vídeo varía en relación a la frecuencia de la red eléctrica, de modo que en Europa (sistema PAL) es 25 fps y en América (sistema NTS) es de 30 fps.

¿Y por qué te cuento esto? Para que recuerdes que también puedes hacer vídeos con tus fotos, generando esa ilusión de movimiento por medio de una consecución de imágenes fijas. Es la llamada técnica stop motion.

Este vídeo es un ejemplo de stop motion con un resultado visual que me gusta mucho:
  Por ser niña. Plan Américas, 2012. Duración: 3 minutos.

Lo interesante de experimentar con esta técnica es que puedes jugar modificando el número de imágenes por segundo en función del efecto que busques. Evidentemente si son 25 fotogramas por segundo el resultado será igual que una proyección de vídeo, pero si utilizas un número de imágenes menor tendrás un efecto visual muy llamativo.
Si te llama la atención esta técnica, corre a descargarte la app Lapse it y empieza a investigar todo lo que puedes hacer con ella (yo soy muy fan!)

Comentarios

Entradas populares de este blog

El raccord o continuidad

Las transiciones entre planos en la edición audiovisual

Mi experiencia en los 35 Encuentros Internacionales de Juventud de Cabueñes