El movimiento en tu proyecto audiovisual



Me gustaría que vieras el siguiente vídeo; me interesa sobre todo que veas los cuatro primeros minutos.


The Life of an American Fireman. Edwin S. Porter, 1903. Duración: 4 minutos.

El vídeo que has visto es considerado el primer documental norteamericano, pero lo comparto contigo por otra razón; algo muy especial que sucede en el minuto 3.

Hasta ese momento las películas mostraban la escena como si el espectador estuviese “anclado” a su butaca y contemplara la acción igual que si lo hiciese en el teatro. Fue entonces cuando se produjo el cambio: el operador de Porter decidió mover su cámara, permitiendo al público seguir con la mirada al carro que avanzaba hacia la casa. A partir de ese instante se abrirían multitud de posibilidades para experimentar con el movimiento.

Básicamente, la cámara se puede mover de dos formas:

-       Sobre un soporte fijo, es decir, se mueve pero sin desplazarse de su eje (panorámica).

-       Desplazándose junto a su soporte (travelling).

Las panorámicas te permiten cosas tan importantes como:
-       Situar a tu audiencia en un espacio o situación.
-       Seguir a una persona u objeto.
-       Añadir expresividad y dramatismo a la acción.

Te invito a que practiques el uso de las panorámicas y que venzas el miedo que suele provocar enfrentarse al movimiento de la cámara. A mí me vinieron muy bien estos consejos prácticos de José María del Castillo (Televisión,Realización y Lenguaje audiovisual. Madrid: Instituto RTVE, 2009): 

-      Las panorámicas más “seguras”, mecánica y narrativamente hablando son las lentas y cortas.

-      El sentido más cómodo es de izquierda a derecha.

-      Debe partir de un plano fijo y acabar en otro también fijo.

-      La velocidad debe ser constante y acomodada al ojo.

-      Al efectuar una panorámica de un objeto a otro, a veces es necesario ajustar foco, en caso de que ambos objetos no estén equidistantes.

-      Mucho cuidado con los arranques y paradas bruscas.

-      Habrá casos en los que, con una finalidad dramática, puedas y debas incumplir alguno de estos consejos.

El travelling recibe su nombre de un dispositivo que consiste en una plataforma con ruedas (dolly) que se desplaza por unas vías, sobre las que se sitúan el soporte con la cámara y el asiento del operador.

Pero con travelling nos referimos también a cualquier movimiento en el que se desplaza la cámara, como por ejemplo si vas caminando y grabando con un smartphone.

Esto implica que podrás moverte en todas las direcciones: hacia delante o avant (acompañando al personaje), hacia atrás o retro (mucho más expresivo), lateral, vertical e incluso circular (para sugerir acoso, agobio, vértigo…).

Este vídeo podría ser un ejemplo del uso expresivo del travelling:
Hasta la victoria siempre. Sergio Cabrera Milán. 2007. Duración: 30 segundos.

Una forma más artificial de acercarte o alejarte a los objetos o personajes es el zoom, un “travelling óptico” en el que no se mueve la cámara, sino sus lentes. Esto provoca variar las relaciones de tamaño entre los elementos de la escena sin variar la perspectiva.

En general es más recomendable mover la cámara en vez de usar el zoom, a no ser que busques elementos expresivos. Por ejemplo, prueba a usar el zoom hacia delante y el travelling retro al mismo tiempo; verás que produce el efecto visual de que el fondo se viene encima.

Las primeras veces que muevas la cámara, probablemente te decepcione el resultado cuando veas la inestabilidad de la imagen grabada.

Aunque muchas cámaras incorporan estabilizador de movimiento para intentar corregir los temblores de la mano, verás que el resultado nunca será tan profesional como el que vemos en las películas. Eso se debe a que, entre otras cosas, utilizan sistemas de estabilizado como trípodes, grúas o steadicam.

La steadicam es un sistema de contrapesos que permite estabilizar la cámara para suavizar las imágenes grabadas. Debemos este invento a Garrett Brown, a quien puedes ver en este vídeo con algunas de las escenas más famosas de la historia del cine:

GARRETT BROWN - Walk of Life from Jery October on Vimeo.
Garrett Brown - Walk of Life. Jery October, 2013. Duración: 4’10 minutos.

El mismo autor del vídeo que acabas de ver hizo este magnífico montaje recopilando las mejores escenas de la historia del cine que han sido grabadas con steadicam:



STEADICAM GUILD MONTAGE from Jery October on Vimeo.
Pie de vídeo: Steadicam guild montage. Jery October. Editado por Bob Joyce. 2013. Duración: 4’45 minutos.

Aunque no tengas estas herramientas, no dejes que esto te quite las ganas de experimentar panorámicas y travelling. A veces el temblor puede incluso darle un estilo más realista a los planos subjetivos. Y si grabas con tu smartphone, recuerda que tienes gran aliado para el movimiento: el palo selfie!



Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El raccord o continuidad

Las transiciones entre planos en la edición audiovisual

Mi experiencia en los 35 Encuentros Internacionales de Juventud de Cabueñes