La luz en tu proyecto audiovisual


La luz será un elemento fundamental que te ayude a definir la mirada de tu proyecto audiovisual. Este es uno de los aspectos más complejos en la planificación, por lo que hablar de iluminación requeriría dedicarle un blog entero. Para comenzar, mi recomendación es que combines dos acciones:

-       Simplifica: recurre a iluminaciones naturales y utiliza el modo automático (es el modo seguro).

-     Juega: experimenta siempre que puedas con el uso de luces artificiales y cambios de parámetros en el modo manual, como la sensibilidad, apertura de diafragma, temperatura de color o tiempo de exposición (es el modo atrevido, que conlleva riesgos, pero abre posibilidades).

Iluminar no se limita a arrojar luz sobre los personajes y el escenario, sino que supone una buena disposición de los instrumentos de iluminación (normalmente posterior, frontal y lateral) y un equilibrio de los colores. Hay por tanto varios parámetros de la luz que deberás controlar como su dirección, cantidad, o color.

Cualquiera que sea el objetivo de la iluminación, es necesario trabajar con dos tipos de luces:

-     Luz dura: generadas por luces directas y de gran potencia. Es muy direccional, iluminando áreas pequeñas y produciendo sombras muy fuertes. El sol de un día claro y sin nubes puede convertirse en un gigantesco proyector de luz direccional.

-   Luz difusa: ilumina áreas relativamente grandes a través de un haz amplio y poco definido. Al disminuir el contraste, suaviza las sombras e incluso las elimina. En días nublados, las nubes actúan de difusoras del sol, transformando sus rayos en una luz más suavizada.

Quizás habrás oído hablar de la importancia de la temperatura de color en la imagen. Esto se refiere al color dominante que generan las diversas fuentes de iluminación que utilices. Si la temperatura de color es baja predominarán los tonos amarillos y rojos y si la temperatura es alta habrá mayor presencia de azules.

Se mide en grados Kelvin y los proyectores suelen tener dos medidas estandarizadas: 3.200ºK para las lámparas incandescentes (es una luz más cálida) y 5.600ºK en las lámparas de descarga (luz más fría, también llamada luz día porque se asemeja a la iluminación diurna). Por ese motivo suele asociarse 3.200ºK a grabaciones en interiores y 5.600ºK a las que se realizan en exteriores.
  
La temperatura cromática se puede modificar utilizando filtros sobre la fuente de luz. Además, las cámaras de vídeo cuentan con la opción de balance de blancos (puede ser manual o automático), que permite reajustar el color para evitar que haya dominantes cromáticas independientemente del tipo de luz empleada.

En cuanto a la disposición de los proyectores, dependerá de muchos factores y requiere de un gran dominio y entrenamiento. La opción más básica es el llamado triángulo de iluminación, llamado así porque se emplean tres direcciones de la luz.

-      Luz principal o luz clave: es la que incide en mayor medida sobre la superficie del sujeto u objeto a iluminar. Normalmente es una luz fuerte en un término medio entre dura y difusa.

-      Luz de relleno: es la que se utiliza para suavizar las sombras generadas por la luz principal. Suele ser una fuente de luz difusa aunque puede ser direccional si el área por rellenar es pequeña. Se coloca formando un ángulo de 5 a 30 grados al lado contrario de la luz principal.

-      Luz de fondo o de contraste: sirve para añadir profundidad y separar los elementos de la escena. Se puede utilizar cualquier tipo de luz con este fin, siempre que proporcione una iluminación uniforme del fondo y no afecte al sujeto principal. En ocasiones se utilizan dos proyectores distintos: uno para el fondo y otro detrás del sujeto y opuesto a la cámara.

En la siguiente fotografía Maggie Simpson te muestra este esquema básico de iluminación.


Triángulo básico de iluminación (elaboración propia a partir de dibujo de Matt Groening).


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El raccord o continuidad

Las transiciones entre planos en la edición audiovisual

Mi experiencia en los 35 Encuentros Internacionales de Juventud de Cabueñes