¿Internet ha transformado el lenguaje audiovisual?


En mi opinión, no hay grandes diferencias entre el lenguaje audiovisual que aparece en el cine o la televisión con el que se puede encontrar en Internet. Los códigos siguen siendo los mismos, lo que cambia fundamentalmente es el tipo de contenidos y la forma de utilizarlos.

Por un lado, la red tiene una amplísima variedad de creaciones y formatos, por lo que la diversidad está mucho más permitida. Se admiten todo tipo de alteraciones formales y vías de expresión que no tendrían cabida en una sala de cine o un canal de televisión.

La gran baza de Internet es que cada persona puede encontrar aquello que le interesa, le despierta la atención, o aquello con lo que se siente identificada o representada. Y si no lo encuentra, puede crearlo y aportarlo a la red. Eso es algo que otros medios no permiten: el uso participativo y activo tanto en la elección de contenidos como en la creación y difusión de los mismos.

Nuevas narrativas:

Otra característica muy interesante es que Internet ha multiplicado las posibilidades de las narrativas transmedia. ¿Y qué es eso del transmedia? Para explicarlo, debemos diferenciarlo de otros dos conceptos que, si bien algunos autores consideran sinónimos, en mi opinión debemos distinguir.

-          Multiplataforma: Consiste en narrar una única historia en diferentes medios o soportes (cine, comic, web, videojuego…), adaptando el lenguaje a cada plataforma.

Un ejemplo podría ser Spiderman: la misma historia contada en cómic, en película y en videojuego.

-          Crossmedia: Significa extender una historia a otros soportes (con diversos estilos y autores) los cuales no tienen sentido si no se experimenta el conjunto. No se trata de la adaptación del mismo relato a distintos soportes, sino que cada uno de ellos aporta información para la construcción de un relato único. Los usuarios deberán efectuar ese itinerario a lo largo de los diferentes canales para vivir una experiencia más rica. 

Un ejemplo podría ser un cuaderno con las notas secretas de un personaje de una película, o los contenidos extra de un DVD que no pudieron verse en el cine.

-          Transmedia: Hace referencia a extender la historia a otros formatos, pero estos tienen sentido por si solos y no es necesario experimentar el conjunto para comprenderlos. Son por tanto plataformas autónomas, independientes narrativamente y con sentido completo, que narran una parte concreta de un gran mundo narrativo. Además es un sistema dinámico en el que los distintos elementos interaccionan entre sí.
Por tanto, en este tipo de proyectos debes cambiar el enfoque del guión. Ya no se trata de definir una buena estructura (planteamiento, nudo y desenlace) sino de crear un universo alrededor de una historia.

Otra característica fundamental es que los usuarios colaboran desde el inicio en la ampliación de ese universo narrativo. De hecho, casos como la saga Star Wars, o la trilogía Matrix, no nacieron como proyectos transmedia, pero el público provocó la expansión de sus historias a distintos medios y soportes autónomos (comics, series de animación, vídeos de YouTube, videojuegos…) que formaban parte de un universo narrativo global.

Este vídeo, aunque forma parte de una campaña de una agencia de publicidad, es un divertido ejemplo de cómo sería el cuento de la Cenicienta contado de forma transmedia:

Transmedia Storytelling. Draftfcb, 2013. Duración: 4’10 minutos.

Un caso muy interesante de narrativa transmedia española es el proyecto El Cosmonauta, que además fue financiado gracias al micromecenazgo de más de cinco mil personas.

¿Conoces algún otro ejemplo de proyectos transmedia, crossmedia o multiplataforma?


Comentarios

Entradas populares de este blog

El raccord o continuidad

Las transiciones entre planos en la edición audiovisual

Mi experiencia en los 35 Encuentros Internacionales de Juventud de Cabueñes